¿Qué es la estanqueidad? ¿Y la ventilación mécanica de doble flujo? ¿Qué relación existe entre ellas?

 In blog

En caso de estar pensando en contratar la instalación de aislamientos térmicos en Albacete, Alicante, Cuenca y Murcia, es importante contar con una empresa capaz de ofrecer las mejores soluciones al mejor precio en base a su experiencia en el sector. Una empresa como Aislamientos Albacork, que tenga en cuenta factores fundamentales para el ahorro energético en la vivienda como la estanqueidad y la ventilación mecánica de doble flujo. A continuación se explica en qué consiste cada una de ellas. Y qué se debe tener en cuenta a la hora de emplearlas para aislar una vivienda.

La estanqueidad

El primero de estos procesos aislantes consiste en que la vivienda, además de no dejar escapar el calor, sea lo más hermética posible. De este modo, cuando se produzca una bajada de las temperaturas no se infiltrarán nuevas corrientes que desestabilicen la del interior del inmueble, lo cual influirá positivamente en el grado de ahorro energético.

Está demostrado que la más mínima junta o ranura empeora con creces el resultado de un aislamiento convencional.

Una de las formas de lograr la estanqueidad de un edificio es seleccionando los materiales correctos para los revestimientos: principalmente, yeso y hormigón. No obstante, si fuera necesario adaptarse a espacios que presentan dificultades para aislarse con estos dos materiales, se pueden emplear sin ningún problema las llamadas cintas de hermeticidad.

La estanqueidad del aire es, además, un aspecto de gran relevancia en la construcción de viviendas passivhaus en su objetivo por conseguir hogares con escaso gasto energético.

La ventilación mecánica de doble flujo

Este otro sistema aislante consiste en extraer y depositar aire en el espacio de una vivienda. Este proceso se realiza de forma mecánica y, para modular la temperatura de dicho aire, se incorpora al sistema un recuperador de calor que acumula parte de la calor del aire extraído. Trasladándola luego al depositado. De este modo, se alcanza un gran nivel de ahorro energético.

Existen dos variantes: los sistemas de doble flujo compactos o los sistemas de doble flujo con equipos independientes. El primero es el más económico y el segundo, el menos ruidoso.

Otros tipos de ventilación

Hoy en día, también se le da mucho valor a la ventilación híbrida. Consiste en que cuando el interior del inmueble tiene las condiciones medioambientales óptimas, el aire se renueva, y cuando no, se extrae.

Este sistema es más económico que el anterior y su instalación requiere de muchas menos reformas. Sin embargo, a la hora renovar el aire, el sistema mecánico de doble flujo proporciona una mejor ventilación en viviendas de Albacete, Alicante, Cuenca y Murcia. Principalmente, el grado de salubridad y de humedad del mismo son considerablemente mayores.

Por qué instalar estos aislamientos térmicos en Albacete: qué relación hay entre ellos

Recurrir a uno de estos nuevos sistemas aislantes no es sólo una cuestión de ahorro y eficiencia energética. También implica una revalorización inmediata del inmueble y, a largo plazo, puede evitar daños materiales mayores. Por citar un ejemplo, contratar buenos aislamientos en Albacete, Alicante, Cuenca y Murcia evitará, sin duda alguna, la futura reparación de humedades.

Asimismo, hoy día se le concede a la eficiencia energética de los inmuebles una gran importancia por parte de la legislación vigente. De ahí que sea necesario que todos los propietarios cuenten con un certificado de eficiencia energética emitido por un profesional. Dicho certificado es muy importante a la hora de realizar cualquier proceso de alquiler o de compraventa.

Por todo ello, un propietario siempre podría aprovechar la reparación de humedades en Albacete, Alicante, Cuenca y Murcia para contratar la instalación de un sistema de estanqueidad o de ventilación mecánica de doble flujo.

Ahora que ya se han mencionado los aislamientos térmicos existentes, es necesario mencionar que se puede optar por el que resulte más adecuado en función de los gustos o necesidades personales. A primera vista, si un inmueble ya está completamente construido, lo más práctico sería que se instalase algún mecanismo de ventilación. La estanqueidad parece más adecuada planteársela desde el primer estadio de construcción de una vivienda. O cuando menos, en relación a una reforma de grandes proporciones.

Recommended Posts
La importancia de una buena impermeabilización de una vivienda | Aislamientos Albacork Albacete, Alicante, Cuenca y Murcia¿Qu´é tipos de Sistema SATE existen? | Aislamientos Albacork, Albacete, Alicante, Cuenca y Murcia